50 Sombras de Grey (¿Te haces un fist-fucking?)

Captura-de-pantalla-2015-02-02-a-las-3.42.14

Sam Taylor-Johnson dirige la obra literaria de E.L. James, protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan, con música de Danny Elfman, que fue nominada a mejor canción en los premios Oscar del año 2015.

Tres años he tardado en armarme de valor para poder ver la película de la que tod@s hablaban para mal o para peor, y me he llevado una grata sorpresa, ya que hacía tiempo que no veía una comedia tan buena. Dakota Johnson da vida Anastasia Steele, la típica niña “bien” de un pueblo pequeño encargada de entrevistar al multimillonario Christian Grey, del cual queda enamorada para posteriormente firmar un contrato personal sobre si le van los fist-fucking o no.

En este último párrafo queda totalmente clara la sinopsis de esta comedia dividida en tres tramos. El primer tramo nos presenta a los personajes, planos, típicos y con clichés del género bastante usados. Anastasia habla toda la película como soplando, en todos bajos, recurso usado para mostrar su debilidad, en cambio, la definición de “cara-tacón” se hace persona en la actuación de Dornan.

En el segundo tramo vemos como Grey, por decirlo sin que parezca un acoso sexual, hace uso de su galantería para atraer a Anastasia a su terreno sin saber ella lo que le espera, y es aquí donde empieza la comedia. El toque serio del film queda por los suelos después de que la chica se despertase de una noche loca con el alcohol, y al prepararle el desayuno Grey, ella le preguntase: ¿lo hemos hecho?, a lo que él, se quita la camiseta para lucir cuerpo, se lanza a ella como un gato en celo, le muerde la tostada y le dice con voz sensual: “si lo hubiéramos hecho no podrías sentarte en toda una semana”. Aquí empiezan las carcajadas, el toque de humor se merecía ganar varios premios internacionales, sobre todo al guión. Vemos como la educación, el llamarse “usted”, rompe con lo vulgar cuando a los dos segundos suena un “te follaría toda una semana”.

El tercer tramo se puede reducir de la siguiente manera. Cierra los ojos. Piensa en alguna escena porno una película cualquiera, o un corte porno. Quita el sexo, y lo que te queda es el resto del film.

Tras ver la película que movía masas. Mujeres de pueblo acudiendo en grupo a verla varias veces. Colas en los cines para pillar entradas. Cámaras en informativos tratando la película como el evento del año… todo ello me hace pensar en una serie de preguntas, no sobre el film, sino en lo relativo a lo social. ¿Y si Grey fuera pobre? ¿El sexo duro sólo es de ricos? ¿Si alguien guap@ me quiere pegar consentidamente, lo hago por amor? ¿El lujo es lo que atrae el bondage? y muchas más de las que prefiero no hacer sangre.

Si lo que buscas es un drama con toques sexuales, te recomiendo Shame. Si buscas un drama con sexo explícito, Nymphomaniac. Y si te va el soft-porno, pero te atrae lo duro, no hace falta ni que la veas, afortunadamente hay miles de páginas porno para satisfacerte. Date un paseo descubriendo nuevas formas.

Por @malvadoZaroff

2 respuesta a “50 Sombras de Grey (¿Te haces un fist-fucking?)”

Deja un comentario