Asalto al tren del dinero (Los blanco si saben robar)

asalto-al-tren-del-dinero

Los hermanos John y Charlie Foster trabajan como policías en el metro de Nueva York. Mientras a uno la vida le va bien, el otro no levanta cabeza y acaba siendo despedido de su trabajo. Se le ocurre entonces asaltar un tren que transporta las recaudaciones del metro. Su principal obstáculo será Donald Patterson, el jefe de la seguridad metropolitana.

Tres años después de su reunión en “Los blancos no la saben meter” un drama sobre Basketball y que fue una sorpresa en taquilla, nos llegó en el año 1995 “Asalto al tren del dinero” donde tenemos de nuevo al dueto de Wesley Snipes y Woody Harrelson en una comedia de acción que los más fanáticos recordamos con cariño.

Asalto al tren del dinero sigue una fórmula similar de una “buddy movie” cuando dos policías de tránsito de Nueva York quedan atrapados en todo tipo de sub-tramas  antes de realizar  el atraco de su vida, uno tan apresuradamente planeado que es imposible de creer pero que en sus 100 minutos no da ni un momento de respiro al espectador, llegando a sentir simpatía por los dos personajes protagonistas y sus escenas de diálogos entre ambos con un tercer acto sublime (el atraco)

Aquí tanto Snipes como tipo serio y responsable como Harrelson como el bonachón y liante crean una química excelente en pantalla, creyéndote esa historia de “hermanastros” y el enamoramiento de ambos con una jovencísima Jennifer Lopez que en el tema de la comedia andaba un poco escasa,pero suficientemente seductora para el inicio de su carrera.

Quiza el único “pero” de la historia sea el villano interpretado por Donald Patterson que solo queda como un ególatra dueño del Tren del Dinero que es capaz de sacrificar a un tren con pasajeros con tal de que el suyo llegue a buen puerto (o estación),bidimensional pero que es justo el polo opuesto a los dos protagonistas.

Como anécdota de la película, decir que en su primer fin de semana en taquilla recaudo más que Casino de Martin Scorsese que se estrenaba el mismo día (La gente quería más al dueto de Snipes/Harrelson que DeNiro/Pesci) y que un senador estadounidense pidió el boicot de la película debido a la similitud de un crimen en la vida real y una escena de la historia (en la que un pirado rociaba con líquido inflamable a un guardia de seguridad).

En definitiva y resumiendo: Asalto al tren del dinero es una película noventera con un guion que no pide esfuerzo a las neuronas pero que da emociones y risas a ese espectador que vive enamorado de esa época que solo daba entretenimiento en estado puro.

Por @elultimocritico

2 respuesta a “Asalto al tren del dinero (Los blanco si saben robar)”

  1. Lo primero una estupenda crítica. La película me dejó un saborcillo agridulce, me esperaba otra cosa y el duo Snipes/Harrelson estaban mejor en la anterior película. Lastima que no volvieran a colaborar juntos.

Deja un comentario