Superman IV: En busca de la paz (Usted NO creerá que un hombre puede volar)

supes-main

Ya habían pasado cuatro años tras el desastre comercial que había supuesto la más que reivindicable Superman III, cuando la mítica productora Cannon Films adquirió parte de los derechos para así poder realizar una cuarta entrega del Hombre de Acero.

En esta cuarta ocasión, Superman propone el desarme nuclear, mientras Lex Luthor crea al Hombre Nuclear, el único ser que puede acabar con el Hombre de Acero. A pesar de partir de una buena idea de base, se elaboró un libreto que, por cuestiones económicas, dio lugar a una película pobretona en la que la idea inicial se convierte en una mera anécdota sin casi ninguna explotación. Una cosa es emplear 17 millones de dólares en pequeñas joyas como El guerrero americano o Desaparecido en combate, y otra emplear tan escasa cantidad en una película con condición de blockbuster.

En primer lugar, los FX suponen un bajón tremendo en comparación con lo visto anteriormente. Segundo, no sólo se resintieron los efectos especiales, sino también la fotografía, la caracterización de los personajes y la propia duración de la cinta, recortada hasta los escasísimos 90 minutos tras un pase previo de un montaje que superaba las dos horas.

Ahora bien, Superman IV tiene varios puntos positivos, aunque destaco uno, el que le da precisamente la importancia que para mí tiene: Es un cómic puro y duro. De hecho, es la más cómic de las cuatro entregas, es una serie B de barrio que sirve para divertir y para ver por última vez a su protagonista vistiendo el traje azul. Sin duda, los primeros minutos son lo mejor de la película, con el regreso de Clark a Smallville y esa nostalgia que evoca a la primera entrega. A partir de ahí, ya reina el cachondeo y, pese a todo, la película me parece francamente molona, por su estética casposa, por sus imposibles explicaciones pseudocientíficas, por los nuevos poderes de Superman (ese rayo enladrillador, la telekinesia, etc.), y por su acción incesante en el último tercio que la convierte en una auténtica Película Espartana. De hecho, el combate en plena ciudad, y que culmina en la Luna, entre Superman y Nuclear Man, me parece una flipada.

Da igual las veces que vea Superman IV: En busca de la paz, siempre la seguiré disfrutando como un enano.

Por @Peibolster

Una respuesta a “Superman IV: En busca de la paz (Usted NO creerá que un hombre puede volar)”

  1. Nunca la he visto pero tengo la adaptación del cómic donde aparece otro villano a modo de versión beta del hombre nuclear, creo que por Youtube se puede ver la escena. Cannon tenía pensado hacer una quinta entrega ya con personajes de cómic pero ya sabemos que los primos Golan y Globus no le salían las cuentas por ningún sitio.

Deja un comentario