Blanco Perfecto (Pero aquí no sale Liam Neeson)

Atrapados en mitad de una carretera de las montañas, un grupo de amigos se convierte en el objetivo de un francotirador.

Blanco_perfecto_Downrange-106895057-large

Cuando una película se desarrolla en un solo escenario como por ejemplo Buried (2010) el público suele asociarlo a la palabra “aburrimiento” ya que es difícil mantener el ritmo y la agilidad durante toda la historia. El próximo 25 de mayo nos llega Downrage (titulada en España “Blanco Perfecto) donde un grupo de jóvenes van a pasarlo realmente mal en una carretera perdidos en el culo del mundo.

A primera vista, la sinopsis puede parecer floja, pero si comento que el director es Ryuhei Kitamura a quien los fanáticos del terror lo pueden conocer por títulos como El vagon de la muerte (2008) o Nadie vive (2012) y eso ya nos puede dar una pista de por dónde van a ir los tiros (nunca mejor dicho).

El director nos ofrece una historia donde los personajes son planos y estereotipados, con sus pequeños dramas personales, pero donde lo importante es que la tensión y la supervivencia de este grupo están muy bien desarrollada. Sobrevivir a un francotirador cabron puede llevar a tener una geniales “set pieces” como por ejemplo la escena del freno de mano.

Aparte de ello, Kitamura no es idiota y da lo que los fans queremos: Autenticas escenas donde el gore es el protagonista, aunque sean menores que en sus anteriores películas, sabe perfectamente donde colocar cada una para que el espectador siga enganchado a la historia (atención por favor el festival violento de los últimos 30 minutos) incluso se permite utilizar pequeños tintes de humor negro que le van perfectos.

Uno de los puntos negativos de Downrage está en el casting de los actores. Todos actúan de una manera  amateur, exceptuando a Stephanie Pearson que parece que es la única que entiendo cómo interpretar a un personaje bastante plano y con un leve eco a McGyver.

En definitiva y resumiendo: Downrage nos ofrece un entretenimiento lleno de suspense y gore y consigue que en un solo escenario se pueda sentir la tensión de estar vigilado por todo momento. Como consejo: Tomaros la película con un poco de humor porque la disfrutareis todavía más.

Por @elultimocritico

Deja un comentario