Cinturón rojo (katas de filosofía y honor)

redbelt_red_belt-230003189-large

¿David Mamet y artes marciales? ¿El guionista de Los intocables de Elliot Ness dirigiendo una película de peleas y luchas cuerpo a cuerpo? La respuesta es sí y no. En 2008 estrenó Cinturón rojo. A pesar de su curioso argumento, se trata de un drama de personajes al gusto del guionista de Glengarry Glen Ross. Con lo que el cinéfilo no muy aficionado a filmes como Operación Dragón o Contacto sangriento, por citar dos ejemplos, le puede dar una oportunidad a esta cinta.

Aquí lo que prima sobretodo es la historia y los personajes, donde tenemos muchos, con sus respectivas tramas. En ella, tenemos a Mike Terry (Ejiofor), dueño de una academia de artes marciales, que rechaza participar en torneos porque los tacha de indignos. Su vida da un giro de 180 grados cuando ayuda en una pelea de bar a Chet Frank (Tim Allen), una estrella del cine de acción que lo introduce en el negocio. Pero entonces se verá obligado a afrontar lo que había evitado siempre, participar en un campeonato.

Si hay algo que destacar del filme es la labor de los actores, están todos sorprendentes. Empezando por un Chiwetel Ejiofor (12 años de exclavitud, Doctor Strange), muy entregado a su papel, sobretodo en la parte marcial. Allen podría haber repetido sus tics bufonecos habituales pero interpreta a una estrella de cine de acción (como si se tratará de una versión amable de Steven Seagal) bastante creíble. Sin olvidar a Randy Couture (Los mercenarios) como un comentarista deportivo. Si hasta la odiosa Alice Braga (Yo soy leyenda) cumple como la odiosa esposa de Mike.

Mamet tampoco se queda atrás a la hora de reflejar, la corrupción que hay detrás del deporte y en concreto dentro de este tipo de torneos, como la MMA, tan de actualidad hoy en día. Las coreografías son bastante espectaculares y más realistas de lo que uno podría pensar, citar la mencionada pelea en el bar donde Mike ayuda a Chet o el clímax final donde se sale de lo habitual. Son pocas peleas, para un drama extenso. Pero sin duda, Cinturón rojo, es una propuesta algo original que el espectador agradecerá aunque el aficionado al género lo verá como algo negativo.

Por @ged_joe

Deja un comentario